lunes, 14 de febrero de 2011

PASIÓN IMPERIAL




TÍTULO: PASIÓN IMPERIAL
AUTOR: PILAR EYRE
AÑO:2010
EDITORIAL: LA ESFERA DE LOS LIBROS

Después de Ena, la misma autora nos desnuda en cuerpo y alma a una de las mujeres con más poder fuera de nuestras fronteras.
Nacida en Granada el día 5 de mayo de 1826, en el seno de una familia aristocrática pero no por ello adinerada, consiguió su mayor propósito desde la adolescencia; ser Emperatriz de Francia y cambiar todo un país.
Su vida estuvo marcada siempre por la mala reputación de su madre, se dudaba incluso de la paternidad de sus hijas, quien disfrutó de una lista de amantes encabezada incluso por el propio rey Fernando VII, hasta que fue expulsada de la corte.
Otro aspecto que marcó siempre su vida fue el odio que sentía hacia su hermana Paca, una mujer dócil, enfermiza y discreta, prototipo de la mujer ideal del siglo XIX frente a la mujer adelantada a su época que fue Eugenia de Montijo.
Este odio creció aún más cuando su gran amor de juventud James, el joven Duque de Alba la rechazó para casarse con su hermana. El Duque de Sesto, también habitual de las tertulias en casa de "los Montijo", también declinó sus insinuaciones porque estaba enamorado de Paca.
La situación económica de la familia cargada de deudas a causa de los caprichos lujosos de su madre y de los eternos viajes de su padre, hizo que Eugenia viviera en un ambiente de apariencias. Podrían dormir en el suelo pero nunca faltar a las tertulias cortesanas que se celebraban en Madrid.
Tras la muerte de su padre y la boda de su hermana, Eugenia se traslada a Francia en compañía de su madre. Allí será presentada en sociedad aunque de nuevo la mala reputación de su progenitora y la baja dote con la que cuenta la española, le pasarán factura haciendo que la joven Eugenia llegue a los 27 años de edad sin contraer matrimonio, algo poco corriente e incluso mal visto en la época.
La ambición, soberbia y atractivo sexual de Eugenia atrajeron fácilmente al emperador francés, Luis Napoleón, hombre bajito, mujeriego, poco centrado en la política y que no tenía el arrojo de su tío, el primer Napoleón.
Eugenia de Montijo supo cumplir perfectamente su papel de emperatriz a pesar de que los franceses nunca llegaron a aceptarla.
Desmontó las costumbres gastronómicas de aquel país y las de su propio palacio, impuso que los sirvientes llevaran uniformes y gorros en la cocina e ideó el menú protocolario en las cenas.
El diseñador inglés Worth, también diseñador de Sissi, contemporánea con la que compartió gustos e ideas, la eligió como su musa e innovó para ella el color malva, nunca antes utilizado. Pero Eugenia no sólo dictó moda sino que fue también la impulsora del Canal de Súez y testigo de la cruel derrota de Francia en Méjico .
La ausencia de pasión entre ella y el emperador, unido a la incontable colección de amantes de Luis Napoléon, convirtieron la vida personal de Eugenia en una vida triste y desgarradora, llegando hasta el punto de que al único hijo que tuvo en su vida nunca le quiso.
Su gran amor fue siempre su primo lejano, Fernando Lesseps, quien después de una tórrida aventura con la emperatriz la abandonó para casarse con una joven de 20 años de edad.
Eugenia de Montijo murió en 1920 con 94 años de edad en el Palacio de Liria tras sufrir el exilio de Francia y el fin de la estirpe napoleónica.
Tras dar estas pinceladas sobre el argumento sólo me queda decir que Pasión Imperial es un libro muy entretenido, escrito en formato diario con un lenguaje sencillo, directo y eficaz que nos traslada al siglo XIX haciendo un repaso por la aristocracia del momento, los actos sociales, la situación política y los humanistas de la época.

6 comentarios:

Mithamard Aglarluin dijo...

Madre mía, ¡qué vida llevó esta mujer!

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


COMPARTIENDO ILUSION
FLOR

CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...




ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE MONOCULO NOMBRE DE LA ROSA, ALBATROS GLADIATOR, ACEBO CUMBRES BORRASCOSAS, ENEMIGO A LAS PUERTAS, CACHORRO, FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER ,CHOCOLATE Y CREPUSCULO 1 Y2.

José
Ramón...

Beatriz dijo...

Pues tiene que ser entretenido el libro. Pobre mujer, la dejaban todos por su hermana, jajaja.

sonia dijo...

pues si que tiene que ser entretenida su vida! lo apunto en la lista infinita

Carmen dijo...

No es un personaje que me atraiga demasiado, así que dejo pasar el libro...
Un beso,

Icíar dijo...

Y el caso es que el nombre de Eugenia de Montijo me suena una barbaridad, como si aún andara por ahí, en los cotilleos actuales su nombre.
No me vendría mal un poco de Historia de esta época, porque estoy muy pez. ¡94 años! siendo de 1826, sin penicilina ... eso ya tiene su mérito.
Abrazos