martes, 17 de septiembre de 2013

UNA DIOSA PARA EL REY


TÍTULO:  UNA DIOSA PARA EL REY

AUTOR: MARI PAU DOMÍNGUEZ

FECHA: 2011

EDITORIAL: RANDOM HOUSE MONDADORI



La autora nos propone un viaje al siglo XVI para conocer el lado más íntimo del rey Felipe II de quien tanto ya se ha escrito.
El viaje comienza con la primera boda del monarca con su prima hermana M.ª Manuela de Portugal cuando el joven infante cuenta con tan sólo 16 años de edad y finaliza con su tercer matrimonio con su sobrina Isabel de Valois.
El propósito de este viaje es presentarnos a una mujer olvidada por la historia, como tantas otras, pero no por ello menos importante: Isabel de Osorio, la auténtica mujer de Felipe II durante más de treinta años y madre de dos de sus hijos naturales.
Un personaje siempre oculto tras la sombra y los pasos del monarca pero bien conocido en la corte española de la época. Las obligaciones del hijo del emperador y posterior rey de España impidieron otorgarle el verdadero puesto que Isabel se merecía, el de esposa de Felipe II y reina.
Durante más de 30 años soportó el peso de ser “la amante” del rey y el descrédito que esta categoría conllevaba además de largos viajes de Felipe y tres matrimonios concertados del ser amado. Pero lo peor para ella fue sin duda la ausencia de sus dos hijos ya que el propio rey decidió separarlos de su madre para que fueran educados en la corte. Y nunca más los volvió a ver.
Tras el abandono de sus hijos y del propio rey a causa de su tercer matrimonio, Isabel vivió una vida solitaria y austera muy alejada de los asuntos reales.
Actualmente este abandono continúa, su tumba se encuentra deteriorada e irreconocible; al menos, el Palacio de Saldañuela, regalo del monarca a la familia Osorio, sigue en pie gracias a trabajos de restauración después de largos siglos de olvido.
La autora nos sumerge en este viaje gracias a una prosa poética y un gran trabajo de investigación, enlazando  la historia con la ficción, de forma irregular. Ella misma confiesa haberse permitido algunas alteraciones históricas para favorecer la compresión y la soltura de la trama, a veces conseguida y otras no.

Una diosa para el rey resulta una lectura entretenida, ligera y recomendable sin llegar a ser la gran novela histórica que podría haber llegado a ser por argumento y documentación. 

1 comentario:

Mithamard Aglarluin dijo...

Qué pena que se haya quedado solo en entretenida y ligera, ¿no?