viernes, 8 de octubre de 2010

The Road de Cormac McCarthy



Título: The Road
Autor: Cormac McCarthy
Editorial: DeBolsillo
Género: Novela Ciencia-Ficción

Novela apocalíptica que destaca el afán de supervivencia de un padre y su hijo en un mundo devastado y yermo, en el que los valores y la humanidad han desaparecido.


Debo confesar, antes de comenzar con la propia reseña, que cometí el grave error de ver la adaptación cinematográfica antes de leer la novela de McCarthy, ganadora del premio Pulitzer , pero ninguna de las dos me defraudó. La película me resultó tan impactante que necesité remitirme a la fuente original.
Ambas reflejan perfectamente como el mundo, tal y como lo conocemos, ya no existe. Está completamente destruido, sin animales ni plantas, sólo ceniza alrededor.
El libro lo consigue a través de un lenguaje oscuro y dramático en el que abundan las descripciones impactantes y visuales que llegan a lo más profundo del lector.
La película a su vez logra ese efecto gracias a su espléndida fotografía, opaca y tenebrosa, ausente de luz y de color y las magistrales interpretaciones de sus dos protagonistas; Viggo Mortensen y Kodi Smith Mc-Phee, ninguno de ellos nominados a los Oscar del 2010 muy injustamente pero que bordan su papel llegando a hacer sentir al espectador el horror y la angustia de ese mundo.
Los únicos momentos de color , tanto en la novela como en la película, se encuentran en los recuerdos o flashbacks, según el soporte, en un tiempo anterior a la barbarie.
El origen de la catástrofe se desconoce lo que provoca mayor temor en el lector porque no sabe ni como ni cuando, ya que no se cita ninguna fecha, podría ocurrir algo así.
Ni el padre ni el hijo tienen un nombre propio, ésta falta de designación es claramente un claro propósito por parte del autor del que el lector se identifique, cualquiera de nosotros podría encontrarse en una situación así.
En un mundo en el que los dioses no tienen ya sentido el único camino es la huida hacia un lugar más cálido, hacia el mar, al final de la carretera. Ésta se convierte es un personaje más junto al padre y el hijo, en un símbolo de la esperanza.
El amor del padre por su hijo es lo único que los mantiene vivos y que les da fuerzas para enfrentarse a los múltiples peligros que acechan en la carretera, desde la propia muerte a los instintos más bajos del hombre; el canibalismo.
Destaca la construcción de los personajes. El padre afronta la vida con desconfianza hacia el resto de los seres humanos, él puede comparar este mundo con el anterior. Por el contrario el hijo, que desconoce el mundo antes del cataclismo, se caracteriza por su sentido humanitario y confiado.
El final por supuesto no lo voy a revelar pero si voy a decir que el libro me dejó una perspectiva más optimista que la película a pesar de ser prácticamente similares. Aún así la sensación al cerrar el libro fue de incertidumbre....pero eso es algo que podemos debatir el en el blog.
Sea como sea, tanto el libro como la película se merecen mi aprobación con mayúsculas. Dicen que una buena película es aquella de la que podrías acordarte de más de 3 escenas y creer que The Road lo cumple al igual que dicen que un buen libro nunca se olvida, yo no lo he olvidado espero que vosotros tampoco.

9 comentarios:

Hilario dijo...

Es un libro que te sobrecoge, pero lo que me gusta del final es que muestra un rayo de esperanza.

Bookworm dijo...

Pues a mi no me emocionó especialmente, sin embargo tengo muchas ganas de ver la película. Creo que tiene que ser una película impactante. Este puede ser una de las pocas veces que me guste más la peli que el libro, pero no podré opinar hasta que la vea.
Ya te contaré si lo hago.
Un beso

Icíar dijo...

Vi la película y voy a decir una chorrada si me lo permites:
esa postura del padre de no arriesgarse en abrirse a nuevas personas, de no probar, estando vivo, cuando sin embsrgo sabe que es algo que el hijo no podrá evitar una vez él ya haya muerto.... No me cabe en la cabeza. No me pareció creíble. Yo creo que sería mi única obsesión.

Por suerte, el niño tiene suerte.

Flor dijo...

Sobre tu comentario Icíar,no es ninguna chorrada, para mí era una forma de sobreprotegerle de los peligros aunque tienes razón en el sentido de que no le preparaba para cuando él muriera.
Pero tengo una pregunta para los que habéis visto la peli o el leído el libro ¿tenéis clarísimo que el final es un rayo de esperanza, como dice Hilario? es que el libro lo deja quizá más claro pero la peli...me hizo dudar.

Flor dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
zetanas dijo...

Yo la peli no la he visto, pero si he leido el libro y la verdad es muy opresivo, oscuro o mas bien ceniciento.
Me gusto, es desolador y sin esperanza, aunque luego al final parece que brilla una luz de esperanza ;)

Hilario dijo...

Hay esperanza al final, sin duda. En la peli no lo sé, porque aún no la he visto, algo que solucionaré en breve.

Mithamard Aglarluin dijo...

Ni he visto la película ni he leído el libro y no es porque no lo considere bueno, más bien porque soy demasiado sensible. En este grupo tengo a El señor de las moscas y La naranja mecánica.

Icíar dijo...

Yo creo que la película sí deja el mensaje de la esperanza, al menos yo me fui "tranquila", pensando que al fin y al cabo el miño tiene suerte, pero al mismo tiempo para mí el personaje del padre queda cojo. No hay padre que sabiendo que va a morir deje a la persona a la que dedica sus preocupaciones a su suerte